Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Curar almohadilla perros

Tras un paseo en la montaña o salida con tu perro es posible que hayas observado una herida o irritación en la almohadilla de algunas de las patas de tu perro.

En este artículo encontrarás unos consejos básicos para tratarlas, pero en primer lugar, destacamos que es importante acudir a un veterinario ante cualquier alarma, especialmente si estas heridas son frecuentes, pues podrían esconder causas patológicas. 

 

En cuanto tenemos confirmación de que se trata de un mero corte, irritación o herida superficial en la piel, se pueden aplicar pomadas cicatrizantes o tratamientos específicos en el caso de la irritación. 

Es importante destacar la existencia de protectores de almohadillas perros, que se pueden usar a modo de prevención, o bien, para leves imperfecciones en las almohadillas para reducir la presión o molestia de tu perro (también aplicable para gatos).

 

¿Cómo funciona el protector de almohadilla para perros? 

 

Si tu perro tiene gran sensibilidad, es probable que sienta más irritación en temporadas de más actividad, así que este protector de almohadilla para perro es ideal, dado que le ayudará a mejorar la resistencia al roce gracias al extracto de centella asiática, de este modo, podrás curar la irritación de almohadilla en perros

El extracto de centella asiática estimula la producción de colágeno y por ello, tiene un gran poder de cicatrización, por lo que es fundamental para la curación de las heridas. Además, este protector impide el proceso inflamatorio. 

 

¿Cómo utilizar protector de almohadilla para perros? 

 

En este caso, diferenciamos entre uso preventivo y uso de tratamiento contra almohadilla irritada.

En el primer caso, es decir, de uso preventivo, deberemos aplicar cada dos o tres días el producto en las almohadillas de nuestra mascota, aproximadamente tres semanas antes de la temporada de mayor actividad. 

 

Si de lo contrario, lo utilizamos como tratamiento de almohadillas irritadas, podemos aplicar el producto diariamente, durante una o dos semanas, según el grado de irritación y evolución de ella. 

En cualquier caso, ante una herida o irritación de las almohadillas de nuestras mascotas, podemos limpiar y desinfectar la herida en casa, para mejorar el proceso de curación, si así lo indica el veterinario.

 

  1. Lavamos la herida con agua limpia tibia para remover las impurezas
  2. Revisamos si existe un cúmulo de pelos entre la piel de las almohadillas, dado que el exceso de pelo favorece la humedad, y por ende, podríamos favorecer la proliferación de microorganismos.
  3. Podemos aplicar yodo diluido, agua oxigenada o parecido según indicaciones del veterinario
  4. En el caso de poder añadir una pomada cicatrizante recetada por veterinario, podemos aplicarla en este momento

 

En este momento, es conveniente dejar que las heridas se sequen. Teniendo en cuenta que se trata de una zona en contacto directo, podemos realizar un vendaje para proteger esta zona y sobre todo, revisar y cambiar este vendaje de manera muy frecuente. 

Para cualquier duda o consulta acerca de la irritación en la almohadilla de tu perro, no dudes en consultar al veterinario. 

En Tienda Veterinaria El Estrecho, tienda de animales online especializada, encontrarás los mejores tratamientos y accesorios para perros.